Static14
Static14

El aro aéreo

Modalidad Circense que forma parte del grupo de las Disciplinas Aéreas.

Estas disciplinas artístico-deportivas son la combinación entre, danza, teatro, gimnasia y acrobacia.

El Aro es un cuerpo rígido, por tanto, a diferencia de las telas o el trapecio, el elemento no se adapta a ti, sino que tú te adaptas a él; en su manipulación se requiere de fuerza, flexibilidad y equilibrio (todo esto se trabajará en las clases).

Al contrario de lo que la gente imagina, la práctica del aro aéreo es apta para todo el mundo.

Además de contar con múltiples beneficios, es la perfecta combinación entre el esfuerzo físico y los aspectos artísticos, por tanto, en las clases no solo se potencia el trabajo físico, también se refuerza que los alumnos vayan adquiriendo las herramientas para la expresión corporal, incentivando la parte artística.

 

En el aspecto físico debemos recordar que la acrobacia en aro aéreo es una actividad en suspensión, y como tal, hace que todos los músculos se activen, esto se debe a que el cuerpo reacciona ante la gravedad, con lo cual vamos cogiendo fuerza progresivamente y cuando nos damos cuenta podemos hacer cosas que en un principio nos parecían impensables.

 

OBJETIVOS

Objetivos en la dinámica de la clase:

 Trabajar, asimilar e integrar la técnica de la acrobacia aérea.
 Darle al alumno las herramientas para superar los límites físicos y psicológicos de cada uno:
o Mejora de la condición física general: resistencia aeróbica y anaeróbica, tono muscular, flexibilidad y equilibrio (tanto estático como dinámico).
o Trabajar la musculatura interna y externa para alcanzar un físico que nos ayude a desarrollar la técnica, además de la conciencia y alineación corporal.

o Trabajar la propiocepción, que además nos ayudará con la percepción espacio-
corporal.
o Inculcar la importancia de control de nuestro cuerpo.
o Trabajar la coordinación, la percepción espacial y la temporal, para conseguir naturalidad en los movimientos con el aro.
o Afrontar el miedo mediante la técnica, para poco a poco ir obteniendo más seguridad en lo que se está haciendo. Dentro del miedo, trabajar las maneras de que este no nos supere ni nos bloquee.

 Llevar a cabo un trabajo corporal consciente y saludable, donde se tengan en cuenta el calentamiento inicial y el estiramiento final como factores importantes.
– Concienciar a los alumnos de la importancia que tiene una buena preparación física para poder avanzar más y mejor dentro de la disciplina, además de evitar lesiones.
– Conseguir higiene postural en los movimientos.
– Tomar conciencia de la importancia de la seguridad en el aire.

– Trabajar la memoria corporal, además de la memoria coreográfica, a través de la repetición y de las secuencias de movimientos.
– Ayudar con ejercicios en el aro a desarrollar la parte de interpretación dentro de una coreografía.
– Desarrollo de la parte artística, incentivándola en las clases, promoviendo además la búsqueda del movimiento genuino de cada persona.
– Promover el grupo, la cooperación, el apoyo y sobre todo, el cuidado del compañero.